Casos de éxito

 279 total views,  2 views today

Adriana Vargas (Bogotá - Colombia)

Soy mamita de Jacobo, mi bebe actualmente de 2 meses de nacido. Me gusta investigar y en este caso antes de nacer Jacobo leí muchas cosas sobre lactancia, creí que sola podía lactar sin necesidad de ayuda, solo con la teoría.

Así, cuando nació Jacobo todo fue diferente la teoría no era tan fácil de practicar menos cuando a tu alrededor te encuentras con comentarios negativos a la lactancia. Mis lecturas sirvieron para algo, y eso fue conocer que habían personas que se especializaban en lactancia, al verme desesperada con mi hijo de 20 días de nacido decidí buscar ayuda y encontré a Lili, la verdad fue un respiro. Lili nos explicó cada momento de la lactancia desde como bajaba la leche, las hormonas que trabajan desde el momento del parto, como evitar las grietas de manera práctica, posiciones para lactar y como aumentar la producción. Así que Lili nos ayudó a confiar en la lactancia materna para nuestro hijo. Sin embargo, al poner en práctica lo enseñado por Lili, continuaban algunas dudas y Lili resolvió cada inquietud, con mucha paciencia, con mucho profesionalismo y mucha bondad.

Ahora recomiendo que cada mamita tenga una ayuda desde el momento del parto por personas especializadas en lactancia, no cuando te encuentres ya desesperada o con los pezones destrozados, así todo es más difícil pero no imposible.

Gracias a Dios, encontré a Lili y mi lactancia ahora es maravillosa. 

Catalina Torres (Bogotá - Colombia)

Mi experiencia con Lili fue maravillosa. Ya llevaba un mes y medio sufriendo con el dolor en mis pezones y en medio de mi desesperación, busqué por internet asesoras de lactancia en Bogotá y me apareció LiliLacta. La contacté y agendamos cita en mi apartamento. Durante la cita, me apoyó corrigiendo la postura y el agarre y me explicó ampliamente aspectos de la lactancia que desconocía. Su conocimiento me ayudó mucho a comprender el porqué de las conductas de mi bebé, por ejemplo, en temas como los brotes de crecimiento. Me siento muy satisfecha con Lili como mi asesora de lactancia, quien desde que hablamos y hasta ahora, me ha dedicado tiempo y atención. Sus indicaciones y estrategias me han resultado sumamente útiles en mi proceso de lactancia. Lo más importante: ¡Lili me ha animado siempre a no desfallecer! 

Carolina de la Cruz (Barranquilla - Colombia)

Hola mi nombre es Carolina, soy mamá por primera vez, además soy médico. Mi bebita nació con bajo peso por Restricción del Crecimiento debido a toxoplasmosis gestacional, al nacer la trasladaron a UCI neonatal donde permaneció 1 semana, al llegar a casa empezaron los problemas técnicos con la Lactancia, no agarraba el pezón, mi producción era poquísima, con el extractor sólo obtenía un par de centímetros.

Todos me decían tú no tienes leche, no tienes pezón por eso no va a tomar, todo era negativo y yo me sentía la peor mamá del mundo! A la semana de estar en casa desesperada leí que debía buscar una asesora de lactancia y ahí fue cuando encontré la página de Lili, me contacte con ella, hablamos, me dio ánimos, consejos, ejercicios y después de unos días y mucha disciplina, María De los Ángeles empezaba a agarrar el seno, mi producción aumentó significativamente y hoy somos felices las dos, compartiendo está linda etapa.

Gracias doy a Dios por Lili, el ángel que puso en mi camino, por tan linda labor de ayudar a tantas mamitas, muchas Gracias Lili! 

María del Pilar Hurtado (Manizales - Colombia)

Cuando me enteré de mi embarazo decidí que, sin importar las posibles adversidades, iba a darle pecho a mi bebé. Asistí a cursos y estudié con fervor, me sentía preparada para la llegada de mi niña. Cuando nació la pegué a mí y nos fusionamos, sabía que el calostro saldría en gotitas y que eran suficientes para ella.

Llegamos a casa y la teoría que había estudiado tan detalladamente era muy difícil ponerla en práctica. Fue un largo mes de grietas, lágrimas y sensación de derrota. Hasta que Liliana apareció en nuestra vida y transformó nuestra manera de ver la lactancia: me ayudó a entender que la perfección no existe, sino la armonía imperfecta entre la mamá y el bebé. Me ayudó con la técnica de agarre, todos los días me animaba a pesar de los días de dolor que vivía. Hasta que llegó el gran día: no me dolía y sentimos la perfección de nuestro amor.

Gracias a Liliana somos felices con la lactancia. Amamos compartir este momento tan único.

Natalia Ramírez (Bogotá - Colombia)

Hola soy Natalia Ramírez, cuando nació mi bebé Ian empecé a darle seno según tenía idea, luego una doctora me dijo que estaba haciendo mal la técnica de lactancia y llamaron a una enfermera de lactancia del hospital, ella me dijo que tenía pezón invertido y que mi bebe no podía comer bien. Empezamos formula la primera semana, le di seno todo el tiempo pero me decían en el médico que el bebé no tenía agarre, empezó la pérdida de peso y yo me dejaba guiar por una “prescripción médica”, pero ya no quería seguir dando fórmula a mi bebé porque así fue con mis gemelitas por dejarme llevar por un médico no pude lactar a mis bebés sin saber nada.

Por curiosidad me dio por mirar si había asesoras de lactancia, encontré pocas pero me llamo la atención @lililacta contacte y pregunté, le comente el caso a ella y me dijo que me dejara guiar por mi confianza y quedamos en cita personalizada, cuando vino a la casa fue sorpresa que el bebé si estaba teniendo un buen agarrare quede anonada por también tantos mitos de las abuelas que comprobé que no son verdad me explico todo y más que nada la extracción manual que me fascino, me dio muchos tips, practicamos los agarres de lactancia, estimulación, etc. Quede sorprendida también como por medio de una sonda puedo estimular a mi bebe sin necesidad de un tetero cuando medicamente me decían que no era malo comprobé que no era así. Con el pasar del tiempo comprobé que la verdadera lactancia materna es confiar en ti misma en saber que tú puedes y más que nada no dejarte guiar por lo que me digan medicamente o las enfermeras, pude comprobar que ellos no tienen la información correcta y les falta formación, quede contenta porque poco a poco vi los resultados con Ian, con su ganancia de peso, como cada vez tenía un mejor agarre y comía más y más. Ahora mi bebé solo come teta a libre demanda y veo cada vez mejores resultados, quede súper contenta con la asesoría, saber que pude lograr darle teta a mi bebe y poder alimentarlo a través del vínculo más lindo que la naturaleza nos pudo regalar. 

Carolina Franco (Bogotá - Colombia)

Soy mamá de Salomé, una niña de 29 meses que felizmente recibe leche materna por demanda en especial los fines de semana y antes de dormir. Como es mi primera experiencia como mamá, es natural que desde el embarazo tuviera muchas dudas sobre sus cuidados, pautas de crianza y sobre la lactancia materna.

Conocí a Liliana cuando Salomé tenía casi dos, su asesoría me dio la confianza para continuar la lactancia hasta cuando Salomé y yo decidamos hacerlo, considerando los múltiples beneficios para su desarrollo y su salud física y sin sentirme juzgada o haciendo algo que perjudique a la niña. Liliana me ayudó a entender que los efectos positivos de la lactancia están comprobados por organismos internacionales de la salud y que el hábito de la lactancia, además de ser una muestra de amor entre madre e hija es parte de nuestra naturaleza y sobre todo es garantía de una excelente salud de Salomé en la edad adulta gracias a las defensas que recibe con la leche materna. En resumen, con Liliana comprobé que soy 100% prolactancia!